Utilizamos cookies propias y de terceros para enviar publicidad adaptada al Usuario, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Sí continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Política de cookies. Más información

Ventanas aluminio

Ventanas aluminio Zaragoza

ventanas-rpt

Las ventajas de las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico (RPT) son numerosas. El aluminio es un metal tan ligero que puede crear grandes ventanas con poco material. En Aluvidal, carpintería de aluminio de Zaragoza, confiamos en el aluminio con RPT a la hora de elegir una buena ventana. Las ventanas con RPT de Zaragoza aseguran confort a los hogares.

Se puede creer que el aluminio es tan sólido que no se puede moldear según concretas necesidades. Pero observando cualquier sección de un perfil de aluminio con el que se mecanizan las ventanas, podremos ver que la mayor parte de la sección del marco y de las hojas puede quedar hueca. Como consecuencia, muy poco aluminio es requerido, cobrando una rigidez realmente fuerte. 

En combinación con esta parte hueca, el sistema de rotura de puente térmico (RPT) consigue un aislamiento excelente en el sector de los cerramientos. En términos de temperatura, el aislamiento térmico es excelente. Durante el verano, el sistema RPT impedirá que el calor penetre en el interior de tu vivienda. En invierno, el frío exterior no se notará en el interior de tu casa. El aislamiento acústico también  será un hecho: ni el tráfico de las avenidas con más coches ni el ruido cotidiano se escuchará dentro de hogar. Sin ir más lejos, las ventanas de aluminio con RPT en Zaragoza son sinónimo de eficiencia energética y aislamiento acústico. Viviendas con ventanas RPT en Zaragoza situadas, por ejemplo, en la ruidosa Avenida de la Independencia, gozarán de una tranquilidad merecida gracias a este sistema. La combinación de las varillas de poliamida con el aluminio exterior e interior visto resulta clave en el sistema de rotura de puente térmico. Esta solución, aparte de aportar gran aislamiento térmico y acústico, proporciona que se pueda combinar el color de ambas caras de una ventana, manteniendo un conjunto armónico con la parte exterior, combinando a la vez la estética con el interior de la vivienda o negocio.

Además, el aluminio es muy fácil de limpiar y su mantenimiento, prácticamente inexistente a lo largo de los años, necesita únicamente de agua y jabón. El aluminio es un metal noble y puro, un elemento químico del sistema periódico, difícil de emular en calidad ya por este concepto, pero por si fuera poco además es muy reciclable dado su proceso simple y que ahorra mucha más energía que el proceso minero. Otra de las ventajas del aluminio es que resulta imposible de quemar en un incendio. Material ignifugo, ofrece una barrera perfecta contra la temperatura, capaz de impedir que una habitación en llamas iguale en temperatura la parte de la habitación con llamas y sin ellas, a diferencia de lo que les ocurre a otros materiales tóxicos, que en cuanto arden son peligrosos por la inhalación provocada. Las ventanas de aluminio con RPT son garantía de diseño, durabilidad y eficiencia energética.

 
 
¿Quieres empezar a ahorrar?
 

Llámanos hoy mismo al 976 165 892
o escríbenos a aluvidal@aluvidal.es.

 
Configura tu pedido