Ahorro energético Aluvidal
Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que aceptas su uso. Las cookies de Google analytics para el seguimiento se insertaran en 20 seg. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar su configuración del navegador, en nuestra política de cookies

Ahorro energético

 
 

Ahorro Energético

 

Pretendemos conseguir que nuestros clientes conozcan todas nuestras propuestas para vivir mejor. Para que alcancen un ahorro energético a corto, medio y largo plazo, posibilidad real ya que el aluminio mantiene intactas sus cualidades. Este factor logra el ahorro energético con el paso de los años, ganando en calidad de vida. En Aluvidal queremos colaborar en el cambio social hacia el consumo responsable y sano.

¿Cuánto podemos ahorrar sustituyendo nuestras actuales ventanas por unas nuevas? Primero, debemos considerar nuestra zona de residencia. En zonas cálidas, a la hora de colocar una nueva ventana deberemos considerar en este orden: el factor solar del vidrio, la transmitancia térmica del vidrio, las infiltraciones de aire e incluso, aunque en menor medida, la transmitancia del marco.

Si vivimos en una zona fría, lo más importancia será, en este orden: la transmitancia térmica del vidrio, las infiltraciones de aire, y en menor medida, la transmitancia del marco y la proporción marco-vidrio.

Siendo eficientes energéticamente en nuestras vividendas podemos influir positivamente en nuestra factura eléctrica y de gas. Todos tenemos la posibilidad de ahorrar en el consumo de energía y, en consecuencia, también en la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

 
 
 
 
 
 

¿Quieres empezar a ahorrar?

 

Llámanos hoy mismo al 976 165 892
o escríbenos a aluvidal@aluvidal.es.

 
PRESUPUESTO GRATIS ON-LINE
 
 

Nuevo código de edificación

En 2006 se aprobó el nuevo código de la edificación (CTE). Con sus sucesivas actualizaciones, el CTE ha entrado en la vida de las ventanas otorgando una dimensión nueva que va más allá de abrir un hueco al exterior en las fachadas. La nueva dimensión alcanzada es el reconocimiento de su importancia a la hora de lograr edificios eficientes energéticamente.

Con la aprobación del CTE, la ventana empieza a considerarse vital para dejar entrar la luz en las viviendas y para darnos la posibilidad de ventilar eficazmente una estancia. También nos permite aislarnos del exterior y que aprovechemos la energía que nos llega para calentar nuestra vivienda u oficina.

codigo edificación
 

Desde el punto de vista de la eficiencia energética, existen tres factores que influirán en la elección de la mejor ventana:

  • - El factor solar. Hace referencia al calentamiento que ocurre por la radiación solar que se introduce en el interior de la vivienda por las zonas no opacas de los cerramientos. Es decir, principalmente a través del vidrio.
  • - La permeabilidad al aire. Por las juntas de las ventanas se pueden producir entradas de aire no deseadas, que ocasionan pérdidas energéticas, dependiendo también del tipo de apertura de las ventanas. Son menores, por ejemplo, las infiltraciones en el caso de ventanas abisagradas que en el de las ventanas correderas.
  • - La transmitancia térmica. Mide el flujo de calor debido a la diferencia de temperaturas entre el exterior y el interior, sin tener presente la radiación solar o los flujos de aire que entran por los cerramientos. El elemento más importante en la transmitancia térmica es el vidrio, al ser el elemento que más porcentaje ocupa en la superficie de las ventanas.

La unión de estos tres factores determinará que la eficiencia energética de una ventana se vea alterada por la localización geográfica y por la orientación de cada hogar o local. La ventana que consideramos más adecuada en el sur del país, no será la más recomendable en el norte. Y lo mismo ocurre si el edificio tiene orientación norte o sur. Influirá, además, en la eficiencia energética de la ventana la composición de ésta, el tipo de vidrio o, incluso, el cajón de la persiana.